Actualización de salud y seguridad

Cuídense...


Es increíble cómo esta simple frase se ha convertido en parte de nuestro lenguaje cotidiano. Pese a su simplicidad, entraña un desafío sumamente complejo que este año todos hemos debido afrontar de diferentes formas.


Cifras de LTIF y TRCF del Grupo KAEFER

No obstante, el mensaje esencial de que la seguridad y la salud deben ser prioritarios es un paso muy positivo que conduce hacia una genuina cultura de la seguridad y hacia la reducción de los números de incidentes y accidentes dentro de una organización.

Porque detrás de cada número y de cada estadística hay una persona. Eso es lo que debemos tener presente cuando leemos cifras de salud y seguridad. Por fortuna, las estadísticas de este año son, en realidad, muy positivas. A pesar del desafío excepcional que supuso el entorno, KAEFER logró situarse por debajo de los objetivos de la tasa de frecuencia de lesiones con tiempo perdido 1 y la frecuencia total de casos registrados 4.

Las cifras en sí son ya un motivo para celebrar. No obstante, lo que ellas significan es quizás algo aún más importante. Indican que, en realidad, la cultura de la seguridad ya es parte activa de la cultura de KAEFER.

¿Y cómo fue que se logró esto? Según Thomas Eickhoff, director corporativo de Salud, Seguridad y Medio Ambiente (CHSE), «se trata principalmente de apoyar a nuestros empleados de la forma más efectiva y profesional posible. Con un enfoque descentralizado en el que se prioricen las necesidades locales se pueden adaptar en la práctica las medidas de seguridad a las circunstancias individuales.» Además, por las vueltas caprichosas del destino, la pandemia mundial ha convertido el concepto de mantenerse sano y salvo en una prioridad hoy más importante que nunca.

Cuidarse mutuamente

«Trabajamos con chapa y lana mineral, y lo hacemos en sitios difíciles:

«Se trata principalmente de apoyar a nuestros empleados de la forma más efectiva y profesional posible.»

Thomas Eickhoff director corporativo de Salud, Seguridad y Medio Ambiente

donde hace frío, calor, en espacios confinados y a mucha altura. Trabajos en entornos extremos donde necesitamos contar con el respaldo de los demás», sostiene Eickhoff. «En parte, esto también significa mantener un diálogo permanente con los principales afectados para averiguar qué aspectos de la seguridad funcionan y cuáles no. Tenemos que estar allí para apoyarnos mutuamente y de forma proactiva.»

La cultura de la seguridad de KAEFER está rindiendo frutos palpables: 51 millones de horas de trabajo sin incidentes con baja en Arabia Saudí, campañas de seguridad con extraordinarios resultados en Australia, Brasil y Polonia e importantes mejoras en Francia. Asimismo, todo ello hace que la integración empresarial sea más eficiente, como se ha visto en España y en el Reino Unido e Irlanda. «No es tan solo positivo para nosotros, es fantástico también para nuestros clientes», añade Eickhoff. «El sector considera sumamente beneficioso trabajar con una empresa que dispone de un historial de seguridad impecable.»

Se aprende de los errores

No todo es perfecto, ya que todos podemos cometer errores. La clave es, no obstante, saber cómo manejar estos errores. No reconocerlos o no aprender de ellos es contraproducente. «Parte de la cultura de la seguridad es tener también una “cultura de las fallas” abierta», acota Eickhoff. «Alentamos activamente a nuestra gente a que voluntariamente y sin vueltas comuniquen los errores o problemas. Es la única forma en la que podemos beneficiarnos de un amplio abanico de experiencias y aprender de ellos para el futuro.»

A propósito del futuro, ¿qué nos aguarda?

«Estamos trabajando constantemente para mejorar, esto también es parte la cultura de KAEFER», recalca Eickhoff. «En cuanto a las mejoras continuas, es algo que seguiremos expandiendo y sumando a la cultura de KAEFER, lo cual abarca también proveer calidad y profesionalidad, entre otros aspectos.»

El estrés en el centro de la atención

La salud y la seguridad no son meramente físicas, hay un fuerte elemento psicológico en nuestro bienestar. El trabajo que hacemos todos los días afecta nuestra salud mental: sufrimos estrés por pasar varios meses en zonas remotas y presión por trabajar en entornos difíciles, además de los problemas que nos ocasiona trabajar en casa sin tener contacto físico con colegas. Esto es ahora donde KAEFER centra su atención y se han tomado medidas que reconocen la importancia de nuestro bienestar psicológico.

En palabras de Roland Gärber, co-director ejecutivo, «estamos en la senda hacia el cero y ese es el objetivo que tenemos que tener en mente. La salud y la seguridad no son meros beneficios o un juego de números, es de importancia esencial para nuestro éxito: físico, metal y también empresarial.


También puede interesarle 'Salud y seguridad en el Oriente Medio'.