La escuela técnica de andamiajes de KAEFER en Polonia

El cielo es el límite


Una de las claves para avanzar profesionalmente es la educación. La escuela de KAEFER en Tarnów, Polonia, acaba de añadir una excepcional opción para ascender a nuevas alturas.


Desde hace 52 años, KAEFER de Polonia forma montadores de aislamientos industriales, operarios de chapas metálicas y albañiles especializados en materiales refractarios en su escuela de Tarnów. Esta institución está, casi literalmente, en la cima de su sector. Por eso, ¿cómo podría superarse el trabajo que ya vienen haciendo? Proveyendo formación en andamiaje.

En julio de 2020, el Centro de Andamiajes de KAEFER S.A. obtuvo la certificación del Instituto de la Construcción y Mecanización de la explotación de canteras, que tiene su sede en Varsovia. Esta es la única entidad en Polonia que certifica el oficio de montador de andamiajes. Es, por cierto, un gran elogio y subraya la reputación profesional del centro dentro y fuera de Polonia.

La certificación permite al centro ofrecer cursos de armado y desarmado de andamios para estudiantes de la escuela profesional básica, así como para otros empleados. A su vez, esto significa que tanto los estudiantes que asisten a un curso de formación de tres años como otros miembros del equipo de KAEFER en Polonia pueden ampliar sus horizontes adquiriendo una cualificación adicional.

Si aprueban el examen estatal al final de los estudios, se reciben de técnicos cualificados en andamiaje.

Se alcanzan nuevas alturas

Los buenos montadores de andamios escasean y no solo en Polonia, en toda Europa. Como para mencionar un ejemplo interno, el equipo de KAEFER de Bélgica, que estaba trabajando en el proyecto Borealis, tuvo que recurrir a KAEFER de Lituania para que lo asistiera. Es algo que hace atractivo el futuro profesional, pero no solo para los nuevos empleados sino también para el personal avezado.

«Formar nuestro propio personal cualificado y certificado es una excelente forma de optimizar resultados», Mariusz Łotowski, vicepresidente de KAEFER de Polonia. «Estamos convencidos de que este es el enfoque correcto y permite que la amplia organización de KAEFER y nosotros construyamos sobre nuestras fortalezas y aspiremos a aún más alto.»

Educar para colaborar

Un técnico de andamiaje debe ser disciplinado, calmo y consciente de su responsabilidad por la seguridad de los demás en la obra de construcción.

No debe sufrir de vértigo y debe tener un buen sentido del equilibrio. Por no mencionar la habilidad que debe poseer para trabajar en equipo.

Es una de las grandes ventajas, no solo de formar técnicos montadores de andamios, sino de formar técnicos montadores de andamios en KAEFER. Hay oportunidades para trabajar con colegas en otros países en distintos proyectos nacionales e internacionales. El nuevo título simplifica esta situación y es un elemento positivo que se suma al centro educacional de Tarnów: la formación de los futuros talentos en el área de andamiaje.