El proyecto del río Mission, Australia

En una misión


Calor tropical, plomo y amianto. Fuertes vientos sobre aguas abiertas, cocodrilos y tiburones. Todo, en un solo día de trabajo del equipo de KAEFER, en el puente sobre el río Mission, en Australia.


Cliente: Rio Tinto

Ubicación: Weipa, Queensland

Servicios ejecutados: Protección de superficies

Fecha del proyecto: 2019-2021

Los cocodrilos de agua salada son los reptiles vivos más grandes y pueden crecer hasta alcanzar una longitud de seis metros. Los tiburones toro tienen más de dos metros de longitud y son famosos por su comportamiento agresivo e impredecible. Estos son apenas dos de los desafíos que el equipo de KAEFER tuvo que afrontar mientras reparaban la estructura de acero y realizaban los trabajos de pintura en el puente del río Mission, en la región del norte del estado de Queensland, en Australia.

El puente, construido en 1971, ofrece enlaces vitales por carretera y por ferrocarril entre la mina de bauxita en Andoom y las operaciones portuarias en el puerto de Lorim. Dada su antigüedad, había que renovar y reemplazar muchas de las superficies ferrosas y aplicarles un tratamiento anticorrosivo. La estructura también contenía amianto y plomo en los revestimientos existentes, lo que dificultaba aún más las tareas. Para colmo, la línea férrea opera las 24 horas del día con trenes que cruzan el puente cada media hora.

Renovamos aquellas piezas a las que otros no pueden llegar

Para superar estos retos y dar nueva vida al puente sobre el río Mission, KAEFER aplicó una serie de métodos, que incluyeron un sistema específico de gestión de tráfico para garantizar que los trabajos se llevaran a cabo sin ocasionar grandes inconvenientes.

Para llegar a las áreas de difícil acceso, se utilizó una barcaza elevadora que facilitó un acceso seguro y eficiente. Comparada con una barcaza convencional que, por otra parte, es susceptible a los movimientos de la marea, la barcaza-elevadora permite el acceso mediante una plataforma elevadora, lo cual hace que el acceso a ciertas áreas del puente sea más seguro y más sencillo. La plataforma tiene todos los equipos e instalaciones necesarios, lo cual aumenta la productividad.

Los revestimientos con contenido de plomo y amianto presentaban sus propios desafíos singulares, ya que la zona era propensa a fuertes vientos sobre las aguas abiertas.

Para superar estos inconvenientes, KAEFER encapsuló completamente todas las áreas afectadas con una lámina de protección BLASTCLAD de doble capa y de 200 mm de espesor como cerramiento. Por consiguiente, todos los residuos peligrosos pudieron recogerse y eliminarse de forma segura.

Con participación en la comunidad

A pesar de los muchos desafíos medioambientales y físicos, el equipo completó los trabajos satisfactoriamente y, además, registró cero lesiones o incidentes. No obstante, esto no fue lo único que hizo. Durante el transcurso del proyecto, el equipo notó que había basura que la corriente había arrastrado a la playa local. El equipo tomó cartas en el asunto, organizó una operación de limpieza fuera del horario laboral y recogió más de 14 bolsas de residuos que se eliminaron correctamente.

El camino que cruza el río Mission está ahora despejado, es seguro y está preparado para otros cincuenta años más de uso. Los cocodrilos y tiburones locales también tienen su hábitat natural, pero solo que ahora está un poco más limpio que antes de que llegara el equipo de KAEFER y completara su proyecto.


Equipo de KAEFER en el río Mission

Barcaza elevadora y partes encapsuladas del puente

Limpieza de la playa